En Jiu Jitsu Brasileño, Grappling o en cualquier otro arte marcial es indispensable realizar unos ejercicios de movilización articular previos a los combates e incluso la técnica. De esa forma evitaremos lesiones y podremos sentirnos más cómodos durante el entrenamiento.

Calentamiento para Jiu Jitsu: Puntos Clave

  • Presta atención a lesiones previas: si ya tienes un problema en un codo, o en un tobillo deberás dedicarles más tiempo de lo que les dedicarías normalmente, incluso si estás en un calentamiento grupal previo a las clases en tu escuela. Encuentra la manera de calentar especialmente aquello que ya te ha dado problemas antes.
  • Piensa en qué zonas sufren más: las rodillas, los hombros, el cuello… Hay ciertas articulaciones que sufren más que las otras cuando hacemos Grappling y Jiu jitsu, así que en cierto modo el calentamiento debe girar en torno a que esas zonas y sus fibras estén preparadas para el ejercicio antes de empezar la técnica y los combates.
  • No olvides la respiración: posiblemente el mayor pecado de los instructores de BJJ es que no insisten en que unos buenos ejercicios de respiración son la mejor base para iniciar un calentamiento, ya que ayudan a nuestro cuerpo a prepararse para el cambio de ritmo al que lo vamos a llevar y además movilizamos la caja torácica, lo que contribuye a evitar posibles roturas de fibras intercostales, una de las lesiones más comunes en Jiu Jitsu.

Así que recuerda movilizar bien todas las zonas, prestarles más atención a aquellas que suelen dar problemas ¡y llevar en todo momento una buena respiración!

Ir arriba