La Llave de Brazo (Palanca de Brazo, Armbar o Armlock) es una sumisión que viene directamente del Judo (Juji Gatame) y se ha convertido también en una de las sumisiones más reconocibles del Jiu Jitsu Brasileño (Gi y NoGi), el Grappling e incluso se ve bastante en combates de MMA. Esto es debido principalmente a lo fácil que es realizarla (echadle un vistazo también a su defensa) desde muchas posiciones.

La Llave de brazo ataca principalmente a la articulación del codo provocando una hiperextensión de la misma, pero en ocasiones y dependiendo de la posición de nuestro rival cuando le hacemos la sumisión también puede actuar sobre el hombro.

Llave de Brazo: 5 puntos clave

  • Pega tu pelvis a su hombro: tu pelvis debe estar lo más cerca posible de su hombro para asegurar tu control sobre su postura (recuerda que los hombros y la cadera son la base de las posturas en suelo y si los dominamos nos aseguramos la inmobilización).
  • Cierra el seguro: tienes que flexionar la pierna que pasa sobre su cabeza para hacer un tope con tu talón sobre su cuello y que no se pueda alejar. Querrás estirar la pierna, pero debes usarla para encerrarlo entre tu talón y tu pelvis, así no escapará.
  • No cruces las piernas: parece lo más intuitivo cuando somos principiantes, pero es la mejor manera de dejar escapar a nuestro rival, porque perdemos mucha tensión estructural al cruzar las piernas en esta posición.
  • ¡Junta las rodillas!: esta es la diferencia entre la noche y el día… Si haces presión rodilla contra rodilla verás que tus rivales palmean mucho más rápido, esto ocurre porque así añades mucha más tensión posicional y la presión sobre el brazo es mucho mayor.
  • Levanta la cadera: una máxima del BJJ, la mayor palanca que tenemos es la que podemos realizar con todo nuestro cuerpo al levantar la cadera: esto ocurre en la Recta de Tobillo, en el Mataleón, en la Guillotina… Pero eso sí, ten cuidado de no lesionar al rival, así que hazlo gradualmente y no des tirones.

Llave de Brazo: desde dónde hacerla

Ir arriba